fbpx

La preeclampsia es un trastorno que puede presentarse durante el embarazo o el parto y se caracteriza por presión arterial alta y proteínas en la orina. Cuando se acompaña de convulsiones y coma (pérdida del estado de conciencia) entonces estamos hablando de eclampsia, la cual es una condición que pone en peligro la vida.

Cuando la presión arterial es igual a 140/90 mmHg en dos o más mediciones con al menos 6 horas de diferencia y sin evidencia de daño a órganos del cuerpo se considera preeclampsia leve. Si la presión arterial es mayor de 160/110 y causa daño a otros órganos como hígado, riñón o pulmón, se considera preeclampsia severa. No existe una evolución de eclampsia leve a severa y luego preeclampsia, cualquiera de las tres puede presentarse sin un antecedente de enfermedad menos grave. Aproximadamente 20% de las mujeres con eclampsia ni siquiera presentan cifras altas de presión arterial durante el embarazo.

La preeclampsia generalmente ocurre después de la semana 20 de embarazo. Sin embargo, en algunos casos ocurre antes o después del parto, aunque este último caso es poco común.

Alrededor del 5 al 14% de los embarazos se complican con preeclampsia. Los factores de riesgo para desarrollar preeclampsia incluyen gestación múltiple, edad materna mayor de 35 años, antecedentes de presión arterial alta, obesidad, diabetes, enfermedades del tejido conectivo como el lupus y antecedente de preeclampsia en embarazos previos, así como en otras mujeres de la familia. 

No hay forma de prevenir la preeclampsia, por lo que es importante que toda mujer embarazada lleve un control prenatal adecuado y además conozca los signos y síntomas de la misma, a veces la presión alta no da síntomas hasta que su nivel es peligrosamente alto. Los síntomas más frecuentes son la hinchazón de las piernas o cara, aumento rápido de peso en poco tiempo, visión borrosa, dolor de cabeza, dolor en la parte superior del abdomen y, cuando se altera la función del hígado, pueden observarse moretones en la piel. 

Los cambios en la presión arterial no solo afectan a la madre, sino que impiden el adecuado flujo sanguíneo hacia la placenta, por lo que el bebé no recibe los nutrientes y oxígeno suficientes y eso hace que sus movimientos disminuyan, por eso es importante que si usted percibe que su bebé se mueve menos de lo normal o no lo hace del todo, acuda al médico inmediatamente. 

La única cura para la preeclampsia y la eclampsia es el nacimiento del bebé: sin embargo, el parto no siempre es la mejor opción, ya que depende de la etapa en la que se encuentre el embarazo, puede ser necesaria la administración de medicamentos a través de la vena como sulfato de magnesio o betametasona para ayudar a que los pulmones del bebé maduren, además de sustancias como la oxitocina para inducir el parto. En otros casos la mejor opción es la cesárea. Esta decisión siempre se toma de acuerdo a cada caso en particular.

La mayoría de las mujeres tendrán resultados positivos para sus embarazos complicados por preeclampsia. Algunas mujeres continuarán teniendo problemas con su presión arterial y deberán ser monitoreadas de cerca después del parto. Una cuarta parte de las mujeres con eclampsia tendrán presión arterial alta en embarazos subsecuentes.

A la mayoría de los bebés les va bien. Los bebés que nacen prematuramente generalmente permanecen en el hospital por más tiempo. Una regla general es esperar que el bebé permanezca en el hospital hasta su fecha esperada de parto.

Desafortunadamente, algunas mujeres y bebés experimentan complicaciones potencialmente mortales debido a la preeclampsia o eclampsia, especialmente con esta última como daño neurológico, insuficiencia renal o desprendimiento de la placenta.

Es importante que toda mujer lleve un seguimiento cuidadoso de su embarazo, más aún cuando se trata de embarazos de alto riesgo como aquellos complicados con preeclampsia o eclampsia, en diagnóstico fetal somos especialistas en medicina materno-fetal, por lo que podemos ofrecerte atención integral y profesional de este tipo de padecimientos. No pongas en riesgo tu salud y la de tu bebé, acude con nosotros.

MÁS INFORMACIÓN

Suscríbete a nuestro newsletter




Nosotros

El Dr. Abraham Flores Barragán es médico Ginecoobstetra con sub especialidad en Medicina Materno Fetal

Horario

Lun - Vier: 8.00 am - 6.00 pmSábado: 10.00 am - 3.00 pmDomingo: Cerrado

Contacto

Teléfono: (33)2303-0125Dirección: Av. Patria #138, Col. Vallarta la Patria, Zapopan, Jal.
Leer más