fbpx

La restricción del crecimiento intrauterino (RCIU) es una condición en la que un bebé es más pequeño de lo que debería ser porque no está creciendo a un ritmo normal dentro del útero. 

A menudo se describe como un peso estimado inferior al percentil 10. Esto significa que el bebé pesa menos que 9 de cada 10 bebés de la misma edad gestacional. Los bebés recién nacidos con RCIU pueden llamarse «pequeños para la edad gestacional».

La RCIU tiene muchas causas posibles, que pueden ser de la madre o del bebé. una causa común es una alteración de la placenta, que es el tejido que une a la madre y al feto, que transporta oxígeno y nutrientes al bebé y permite la eliminación de productos de desecho del bebé.

Si bien una mujer perfectamente sana puede tener un bebé con RCIU hay causas que hacen este problema más frecuente como: 

  • Diabetes.
  • Presión arterial alta o enfermedad cardíaca materna.
  • Infecciones como rubéola, citomegalovirus, toxoplasmosis y sífilis.
  • Enfermedad renal o pulmonar
  • Desnutrición o anemia
  • Bajo peso materno u obesidad.
  • Fumar, beber alcohol o usar drogas.
  • Enfermedades autoinmunes como el lupus.

Las posibles causas fetales incluyen defectos cromosómicos en el bebé o gestación múltiple (gemelos, trillizos o más) así como malformaciones congénitas.

La RCIU puede causar complicaciones graves. Es posible que se deba inducir el parto antes de tiempo y el bebé deba permanecer en el hospital hasta completar el crecimiento que se esperaba ocurriera en el útero. Su bebé puede tener problemas para respirar o infecciones y también puede ocurrir la muerte del bebé en el útero.

Habitualmente la RCIU se sospecha durante las consultas de control de embarazo porque la altura del fondo, es decir, la longitud desde el pubis hasta la parte superior del útero es menor que la correspondiente a las semanas de gestación. Cuando esto ocurre, se indica la realización de un ultrasonido limitado o especializado, que es el estudio de elección para detectar RCIU.

Durante el ultrasonido se miden diferentes partes del cuerpo del bebé para ver que sus dimensiones concuerdan con la edad gestacional calculada a partir de ultrasonidos previos o de la última fecha de menstruación, se mide la cantidad de líquido amniótico, cuya disminución puede indicar RCIU y se mide la velocidad de flujo sanguíneo en el cordón umbilical y en el cerebro del bebé.

La mejor forma de evitar las graves consecuencias de la RCIU es llevando un adecuado control del embarazo, te invitamos a que acudas a Diagnóstico Fetal, donde somos expertos en medicina materno-fetal y contamos con amplia experiencia en el diagnóstico y atención de este problema.

MÁS INFORMACIÓN

Suscríbete a nuestro newsletter




Nosotros

El Dr. Abraham Flores Barragán es médico Ginecoobstetra con sub especialidad en Medicina Materno Fetal

Horario

Lun - Vier: 8.00 am - 6.00 pmSábado: 10.00 am - 3.00 pmDomingo: Cerrado

Contacto

Teléfono: (33)2303-0125Dirección: Av. Patria #138, Col. Vallarta la Patria, Zapopan, Jal.
Leer más